Juega con las "Mates"

¿Quieres realizar un juego de cálculo mental?

Primero piénsate una cifra.
Ahora súmale 10.
Luego réstale 5.
Después súmale 2.
Réstale el número que has pensado.
Y por último multiplícala por 2.
Pulsa aquí que ya te adiviné el resultado.

Desde esta página también podrás acceder a dos
sencillas pero prácticas y originales calculadoras.

 

Un caballo Matemático? o un caballo con inteligencia emocional?

En 1900, Herr von Osten compraba un caballo en Berlín. Cuando von Osten comenzó a entrenar a su caballo, Hans, para que contara mediante golpes de la pata delantera, no tenía idea de que pronto Hans se convertiría en el caballo más famoso de la historia. Hans aprendió con gran rapidez y en poco tiempo pasó del mero contar a la suma, la multiplicación, la división, la resta, y eventualmente a la solución de problemas que incluían factores y fracciones. Como si esto no fuera suficiente, von Osten exhibió a Hans en sesiones públicas, en las que el caballo contaba la cantidad de personas presentes o simplemente la cantidad de personas que usaban gafas. Siempre respondiendo mediante gólpes de pata, Hans pudo decir qué hora era, usar el calendario, recordar el tono de una música y cumplir muchas otras proezas igualmente fantásticas.
Después de que von Osten enseñara a Hans un alfabeto que podía codificar en golpes de casco, el caballo pudo contestar prácticamente cualquier pregunta, oral o escrita.
Pronto recibió el apodo de Hans el listo. Debido a las repercusiones en varios campos de la ciencia y también, a que algunos desconfiados que pensaron que existía alguna trampa, se constituyó un comité investigador para decidir, si en las actuaciones de Hans había o no fraude. Para integrar esta comisión de expertos en caballos, se convocó a un profesor de psicología y filología, a un director de circo, veterinarios y oficiales de caballería. Un experimento realizado con Hans, y del cual se excluyó a von Osten, no presentó ningún cambio en la aparente inteligencia de Hans; la comisión afirmó que no había fraude.
La convocatoria de una segunda comisión fue el inicio del fin de Hans el listo. Se pidió a von Osten que susurrara un número en el oído izquierdo del caballo, mientras otro experimentador hacía lo propio en el derecho. Se ordenó a Hans que sumara ambos números, respuesta que no conocía ninguno de los observadores, ni von Osten ni el experimentador. Hans fracasó y siguió fracasando en pruebas posteriores. En nuevos tests, el experimentador, Pfungst, descubrió que Hans sólo contestaba una pregunta si alguien a su alcance visual conocía la respuesta. Cuando se formulaba al caballo una pregunta, los observadores adoptaban una postura de expectación y aumentaban la tensión del cuerpo. Cuando Hans llegaba al número correcto de golpes, los observadores probablemente se relajaban y hacían un ligero movimiento con la cabeza que era para Hans, la señal de dejar de golpear.
La historia de Hans el listo aparece adecuada para una introducción al campo de la comunicación no verbal. La inteligencia de Hans no residía en su capacidad para verbalizar o comprender órdenes verbales, sino en su capacidad para responder a movimientos casi imperceptibles e inconscientes de quienes rodeaban a Hans...


Atrás

Entrada ] Caballos y Ponis ] Las postales de Poni Exprés ] Mapa de Poni Exprés ]
Cachivaches ] Cuentos y Leyendas ] Escritorio ] Enlaces ] Humor ] [ Matemáticas ] Juegos ] Material Escolar ] Regalos ] Contáctanos!!! ]

Queda prohibida la reproducción y/o modificación total o parcial del contenido de estas páginas en cualquier medio, sin autorización previa del autor y por escrito.

Diseño y contenido de la página; © Poni Exprés 1999 - 2010

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡¡¡A que te dio 14!!!

Haz click para volver