Proteger las extremidades

  1. Vamos a proteger las extremidades del poni con vendas y campanas no se nos lastime. Aunque a veces, en lugar de vendas podamos utilizar protectores. Preferiblemente utilizaremos los protectores para el salto, mientras que para doma nos decantaremos por las vendas.

  2. Hay muchos tipos de vendas de trabajo, pero las vendas "de polo" son más cómodas de colocar.
    Empezaremos colocándole la venda a partir de la primera mitad de la caña.

La forma correcta de iniciar es:

  • Coloca el rollo mirando a la parte trasera del poni o caballo y empieza a enrollar la venda dejando un trocito del inicio suelto para que no le roce.

  • Después de una primera vuelta baja ese trocito que has dejado suelto (solapa) y sigue enrollando, procurando que no queden arrugadas ni se doblen. Esto es muy importante, porque si no, le podríamos causar una lesión.

  • Desciende por la caña hasta llegar a la zona del menudillo; en cada vuelta mantén la misma presión. Cuando llegues al menudillo vuelves a subir hasta justo debajo de su rodilla.

  • Hay vendas que se ajustan mediante Velcro y otras que se atan con cintas. De todos modos es importante que queden bien sujetas para que no se nos suelten cuando estemos montando, ya que podría provocar un accidente y algún susto que otro.

  1. Nos aseguraremos que estén bien puestas; ni muy apretadas ni muy flojas y que no queden arrugas. Si no me sale bien a la primera, la quito y vuelvo a empezar desde el principio ¡hasta que queden perfectamente colocadas!.

  2. Cuando utilicemos protectores en lugar de las vendas, nos aseguraremos que los "velcros" o los cierres queden en el lado exterior y dirigidos de delante hacia atrás.
    Los protectores delanteros cubren la caña del caballo, hasta e menudillo. Y los traseros pueden cubrir solamente los menudillos o, como los delanteros, también las cañas. Así evitamos que el caballo pueda lastimarse las extremidades cuando trabaja en la pista, salta o simplemente pasea.

  1. Las campanas protegen los talones de las manos del poni. A veces los pies alcanzan las manos justo en los talones y pueden hacerse una herida. Para evitar las lesiones que puedan provocar esos alcances le ponemos unas campanas en las manos. Las más fáciles de poner son las que llevan "Velcro".

  1. Las campanas las podremos alrededor de la cuartilla para que cubran casi todo el casco y los talones. El "Velcro" lo colocaremos en el lado exterior con la tira mirando hacia atrás.
    Acuérdate de situarte de forma segura para que no te de un ¡susto!.


Atrás

Los ponys ] Recoger y Sujetar el Poni ] El Cuidado y la Limpieza del Poni ] Equipar al Poni ] [ Proteger las Extremidades ] El Herraje ] Aprende Jugando ] Aprendiendo I ] Aprendiendo II ] Aprendiendo III ] Dar cuerda al Poni ] El Entrenamiento del Poni ] El salto ] La Doma Clásica ] Los Ponis en Competición ] Normativas y Titulaciones ] Equinoterapia o Terapia a Caballo ] Juegos a Caballo ] Las Excursiones ] Los Dichos ] Los Hechos ] Los Centros de Equitación ] Noticias ] Nuestros Maestros ] Protagonistas ] Razas ] Vocabulario ] Vocabulario Peculiar ]

Queda prohibida la reproducción y/o modificación total o parcial del contenido de estas páginas en cualquier medio, sin autorización previa del autor y por escrito.

Diseño y contenido de la página; © Poni Exprés 1999 - 2010