La Doma Clásica
Los Movimientos Medios

Según la normativa vigente en la publicación de este documento (01-05-2.003)

El galope

1. El galope es un aire de "tres tiempos" en el que, a galope a la derecha, por ejemplo, los apoyos se suceden en el siguiente orden: posterior izquierdo, diagonal izquierdo (anterior izquierdo y posterior derecho a la vez) y anterior derecho, seguidos por un tiempo de suspensión con las cuatro extremidades en el aire antes de comenzar el tranco siguiente.

2. El galope, siempre con trancos ligeros, regulares y cadenciados, debe iniciarse sin vacilación.

3. La calidad del galope se juzga por la impresión general, la regularidad y la ligereza de los tres tiempos - debida a la aceptación de la embocadura con una nuca flexible y al remetimiento del tercio posterior y la actividad de las caderas - así como por la capacidad para mantener el mismo ritmo y un equilibrio natural, incluso después de una transición de un galope a otro. El caballo debe permanecer siempre derecho en las trayectorias rectas.

4. Se distinguen los siguientes galopes: Galope reunido, Galope de trabajo, Galope medio y Galope largo.

  • Galope reunido. El caballo permaneciendo "en la mano", avanza con el cuello elevado y arqueado. El galope reunido se caracteriza por la ligereza del tercio anterior y el remetimiento de los posteriores, es decir, las espaldas sueltas, libres y móviles y las caderas muy activas. Los trancos del caballo son más cortos que en los otros galopes, pero se mantiene más ligero y más móvil.
  • Galope de trabajo. En un aire intermedio entre el galope reunido y el galope medio, en el que un caballo que todavía no esta entrenado ni a punto para los movimientos reunidos, presenta un buen equilibrio y, permaneciendo "en la mano", avanza con trancos iguales, ligeros y cadenciados permanecido muy activas las caderas. La expresión "caderas activas" no significa que la reunión sea obligatoria en este aire. Simplemente subraya la importancia de la impulsión que viene de la actividad del tercio posterior.
  • Galope medio. Es un aire intermedio entre el galope de trabajo y el galope largo, pero más "redondo" que este último. El caballo avanza con soltura alargando moderadamente sus trancos y con una franca impulsión que procede del tercio posterior. El jinete permite al caballo, permaneciendo "en la mano" colocar la cabeza un poco más delante de la vertical que en el galope reunido y el de trabajo, y al mismo tiempo le permite bajar ligeramente la cabeza y el cuello. Los trancos deben ser largos y tan iguales como sea posible, y el movimiento en conjunto equilibrado y descontraído.
  • Galope largo. El caballo cubre el mayor terreno posible. Manteniendo el mismo ritmo, alarga los trancos al máximo, sin perder la calma ni la ligereza, gracias a una gran impulsión que viene del tercio posterior. El jinete permite al caballo permaneciendo "en la mano" pero sin pesar en ella, descender y alargar la cabeza y el cuello, adelantado más o menos la punta de la nariz.
  • En las transiciones del galope medio o del galope largo al galope reunido, debe mantenerse la cadencia.

5. Galope en trocado. Es un movimiento en el que el jinete, por ejemplo en un círculo a mano izquierda, hace voluntariamente que su caballo galope a la derecha (anterior derecho por delante) El galope en trocado es un ejercicio de equilibrio. El caballo conserva su colocación natural hacia afuera del círculo, y se incurva a la mano a la que galopa. Su conformación no le permite ajustar la incurvación del dorso a la trayectoria del círculo. El jinete, evitando toda contorsión que produzca contracción y desorden, pondrá especial cuidado en evitar el desplazamiento de la grupa al exterior del círculo, y limitará su exigencia al grado de flexibilidad del caballo.

6. Cambio de pie simple (con pasos intermedios). Es un cambio de pie en el que el caballo a galope cae al paso y, después de tres a cinco pasos, vuelve a salir a galope a la otra mano.

7. Cambio de pie en el aire. Es un cambio de pie ejecutado en estrecha relación con el tiempo de suspensión que sigue a cada tranco de galope. Los cambios de pie en el aire también pueden ejecutarse en series, por ejemplo, cada cuatro, tres o dos trancos, o al tranco. Aun en las series, el caballo debe permanecer ligero, tranquilo y derecho, con una impulsión siempre activa, manteniendo el mismo ritmo y el equilibrio durante toda la serie. En los cambios de pie en el aire en series y para evitar la pérdida de ligereza y fluidez, el grado de reunión deberá ser un poco menor que el normalmente exigido a galope reunido.

El paso atrás

1. El paso atrás es un movimiento de retroceso por bípedos diagonales. Las extremidades deben elevarse claramente y los posteriores mantener bien la trayectoria.

2. Tanto durante la parada que precede al paso atrás como durante este movimiento, aunque el caballo esté inmóvil o retrocediendo, debe permanecer "en la mano", manteniendo el deseo de salir hacia adelante.

3. Son faltas graves la anticipación o precipitación del movimiento, resistir o eludir el contacto, desviar las caderas de la trayectoria recta, posteriores abiertos o inactivos y arrastrar los anteriores.

4. Si en una "reprise" de doma se pide trote o galope a continuación de un paso atrás, el caballo debe salir inmediatamente a aquel aire, sin parada o paso intermedio.

Las transiciones

1. Los cambios de aire y velocidad deben efectuarse claramente en la letra prescrita, deben ejecutarse rápidamente, pero suavemente y sin brusquedad.
La cadencia debe ser mantenida hasta el momento en que el caballo cambia de aire o marca la parada. El caballo debe permanecer ligero a la mano, tranquilo y en la colocación correcta.

2. Lo mismo hay que decir para las transiciones de un movimiento a otro, por ejemplo, de passage a piafé y viceversa.

La media parada

La media parada es una apenas perceptible y casi simultánea acción coordinada del asiento, las piernas y las manos del jinete, cuyo objeto es aumentar la atención y el equilibrio del caballo antes de ejecutar algún movimiento o transiciones a aires inferiores o superiores.
Desplazando ligeramente más peso al tercio posterior del caballo, se facilita el remetimiento de posteriores y el mantenimiento del equilibrio sobre el tercio posterior, consiguiendo mayor ligereza del tercio anterior y mejor equilibrio del caballo en su conjunto.

Los cambios de dirección

1. En los cambios de dirección el caballo debe ajustar su incurvación a la trayectoria que sigue, permaneciendo flexible y obedeciendo las indicaciones del jinete sin resistencia o alteración del aire, ritmo o velocidad.

2. En los cambios de dirección en ángulo recto, por ejemplo, el paso de los ángulos, el caballo debe describir un cuarto de círculo de aproximadamente 6 metros de diámetro en los aires reunidos y de trabajo.

3. En los contracambios de mano el jinete cambia de dirección por una línea oblicua, bien a la línea del cuarto, bien a la línea central, o bien hasta el lado mayor opuesto, en donde vuelve por otra línea oblicua a la trayectoria que seguía al comenzar el movimiento.

4. En los contracambios de mano el jinete debe enderezar el caballo un instante antes de cambiar de dirección.

5. Cuando, por ejemplo, en un contracambio de mano apoyando a ambos lados de la línea central, el texto de la reprise pide un número de metros o de trancos a cada lado, debe ser estrictamente respetado y el movimiento debe ser simétrico.

Las figuras

1. Vuelta: La vuelta es un círculo de 6, 8 ó 10 metros de diámetro. Si fuera mayor de 10 metros se emplea el término círculo, indicando el diámetro.

2. Serpentina: La serpentina consiste en semicírculos unidos por un tramo recto. El caballo debe permanecer paralelo al lado menor del cuadrilongo cuando cruza la línea central. La longitud del tramo recto varía en función del tamaño de los semicírculos.

3. La figura del ocho: Esta figura consiste en dos vueltas o círculos idénticos del tamaño pedido en el texto de la reprise, unidos en el centro del ocho. El jinete debe enderezar un instante el caballo en el centro de la figura antes de cambiar de dirección.

Texto extraído del Reglamento de la Doma Clásica de la R.F.H.E.


Atrás

La Doma Clásica ] Principios Generales ] Los Movimientos Básicos ] [ Los Movimientos Medios ] Los Movimientos Avanzados ] Posición y Ayudas del Jinete ] La Doma en Competición ] Las Reprises y sus Objetivos ] Equiparse para la Competicion de Doma ] Cómo Estudiar la Reprise ] Fases de Preparación ] Evaluar la Reprise ] La Doma Clásica con Humor ] Homenaje a la Doma ]Consulta con el "Profe" On-Line ]
***********
Los ponys ] Recoger y Sujetar el Poni ] El Cuidado y la Limpieza del Poni ] Equipar al Poni ] Proteger las Extremidades ] El Herraje ] Aprende Jugando ] Aprendiendo I ] Aprendiendo II ] Aprendiendo III ] Dar cuerda al Poni ] El Entrenamiento del Poni ] El salto ] La Doma Clásica ] Los Ponis en Competición ] Normativas y Titulaciones ] Equinoterapia o Terapia a Caballo ] Juegos a Caballo ] Las Excursiones ] Los Dichos ] Los Hechos ] Los Centros de Equitación ] Noticias ] Nuestros Maestros ] Protagonistas ] Razas ] Vocabulario ] Vocabulario Peculiar ]

Queda prohibida la reproducción y/o modificación total o parcial del contenido de estas páginas en cualquier medio, sin autorización previa del autor y por escrito.

Diseño y contenido de la página; © Poni Exprés 1999 - 2010